viernes, 30 de enero de 2009

"Everybody lies"

En Estados Unidos se estrenó una serie que se llama "Lie to me" (Miénteme). El personaje es un hombre con la facultad de reconocer cuando otra persona no dice la verdad, y tiene estudiado que cada 10 minutos una persona miente, al menos, 3 veces. Resulta que a raíz de esto, los otros personajes de la serie se relacionan con él de manera diferente que con la mayoría de las personas. Por ejemplo, este hombre dotado de verdad extrema le dice abiertamente a una mujer que quiere tener sexo con ella, a lo que ella le responde _¿Sos bueno?, y él le contesta _Bastante. _Eso es mejor que el 75% de los hombres_ sentencia ella.

Me quedé pensando: ¿Se imaginan no poder mentir nunca? ¿Se imaginan que siempre los demás nos digan la verdad?

En defensa de nuestra honestidad podemos decir que odiamos la mentira, que no solemos o no sabemos mentir, que siempre es preferible la cruel verdad, que sólo decimos mentiras piadosas, o que mentir nos hace correr el riesgo de convertirnos en mitómanos. Todo eso es, relativamente, cierto. O relativamente mentira.

Más bien creo que lo que nos disgusta es la tración y el desengaño, y lo que odiamos no es en sí misma a la mentira sino a la persona que la genera (la misma mentira dicha por diferentes personas generará sentimientos diferentes de acuerdo a lo que signifique para nosotros).

¿Qué sería del coqueteo y la seducción si no pudiéramos mentir? ¿Cómo reaccionaríamos si en lugar de invitarnos a tomar un café un hombre nos dijera que nos quiere partir como a un queso? 

¿Qué sería de nuestra integridad como conductoras si no pudiéramos decirle al marido que no sabemos cómo se rayó el auto?

¿Y qué de la prosperidad de un negocio si no pudiéramos decir que por una causa ajena no puede concretarse tal o cual transacción?

En definitiva, si no pudiéramos mentir nunca, sería como deshumanizarnos. Y si siempre mintiéramos también. 

Por supuesto, esto no es en defensa de los mentirosos crónicos, es decir, de los mitómanos, esos seres aborrecibles que se relacionan a través del engaño. Es más bien una sensata defensa de nuestra imperfección.

Como dice el famoso Dr. House con su cruel cinismo: "Everybody lies".  

10 comentarios:

Monica dijo...

MAI !!!! QUE SERIA SI NO EXISTIERA LA MENTIRA !!!!! COMO LE DIRIA A GASTON CON MI MEJOR CARA DE DESENTENDIDA QUE NO SE EN QUE SE ME VA LA PLATA, CUANDO EN MIS PIES RELUCEN UNAS BONITAS SANDALIAS DE LA ULTIMA COLECCION DE SARKANY ????
ALGUNAS MENTIRILLAS SON NECESARIAS, HASTA LE DAN SABOR A LAS SITUACIONES....EL RESTO DE LAS MENTIRAS ES PURO ENCUBRIMIENTO, ES PURA TRAICION Y FALSEDAD...
UN BESO GRANDE Y EN CUANTO PUEDA ME COMPRO LA SERIE.
MONI

Malala Giambelluca dijo...

Mai, cuanta lucidez! Y escribís revelando la mejor forma de la inteligencia: el sentido del humor.

Muy excelentísima nota, muchas muchas gracias!


Al respecto creo que esas mentiritas o esas cosas que se dicen que no son quizás cien por ciento verdaderas, creo que son una adaptación bondadosa y sabia a las circunstancias y al otro.

Lo del rayón fue genial.

Cariños
Malala.

Françoise dijo...

Que post tan sincero!!! jajaja tu no mientes Mai!!! jajaja.. pero en serio estoy de acuerdo, hay que saber mentir y cuando mentir, las mentiras rosas son utiles, no esas mentiras que hacen daño!

Verónica dijo...

Mai, es cierto lo que escribis...Me encantó.
Es que hay una dosis de mentira que llevamos como incorporada y es necesaria..ja

Acá dan esa serie?

Besos
Vero

Laia dijo...

Mai tienes toda la razón, lo escribiste con sinceridad, jajaja.

Pero es cierto que muchas veces son "necesarias" sino nos iría mucho peor. Mientras no se convierta en enfermedad no creo que haya problema.

Besos

Somos tres dijo...

que loco seria no poder mentir...raro...cmo la peli de jim carrey no?
hermosas las fotos de la playa
un beso grande!
Euge

Martha dijo...

Hola!!

Llegue por casualidad y quise felicitarte por tan excelente sitio!!

Saludos

Martha

Alma dijo...

A mi no me gusta NADA mentir.
aunq reconozco q por mi trabajo... (en mi trabajo) he de mentir diariamente.

ya sea porq los montadores han salido tarde, porq no se ha podido bajar tal precio, porq hay algun error en el material, porq hay q cerrar un contrato o decirle algo a un cliente...
es IMPOSIBLE no mentir.

en la vida real, fuera del trabajo, la verdad es q intento no mentir nunca.
y la verdad es q a mí sí q me lo hacen... no veais como duele.

besos


Alma

Ximena Ianantuoni dijo...

Mai está buenísimo lo que decís, reconocer afirmativamente la naturaleza humana está buenísimo, con lo que nos gusta y lo que no también,
me encantó tu reflexión, y como decimos con mis hijitos "todos tenemos una parte buena y una parte mala",
besote

KL@U dijo...

RE LINDO ESTE POST!!!
DIRIA ARJONA:"UNA MENTIRA QUE TE HAGA REIR VALE MAS QUE UNA VERDAD QUE TE ARRUINE LA VIDA"

ES VERDAD QUIEN NO MINTIO ALGUNA VEZ?
UFF QUE DIFICIL SERIA ESTAR DICIENDO LA VERDAD A CADA RATO DE LO QUE SENTIMOS....