martes, 21 de abril de 2009

En búsqueda del Paraíso

Desde la ventana de mi casa de la infancia, compartiendo con mi hermana un ratito de conexión y buena música, con mis sobrinitas cerca, les comparto este fragmento de El libro del Niño de Osho, que oportunamente llevo en mi cartera...
Las cualidades del niño.
La experiencia del niño obsesiona durante toda su vida a la gente inteligente. La quieren repetir: la misma inocencia, el mismo asombro, la misma belleza. Ahora es un eco lejano; parece como si la hubiese visto en un sueño.
Los cantos de los pájaros, los colores del arco iris, la fragancia de las flores recuerdan al niño, que ha perdido el Paraíso, en lo más profundo de su ser.
Pero las personas inteligentes, sensibles, creativas, siguen estando obsesionadas por el Paraíso que una vez conocieron y que ahora permanece en ellas como una tenue memoria, difícil de creer. Empiezan a buscarlo de nuevo.
La búsqueda del Paraíso es nuevamente la búsqueda de tu infancia. Por supuesto, tu cuerpo no será ya el de un niño, pero tu conciencia puede ser tan pura como la de un niño. Este es el secreto del camino místico: hacerte de nuevo un niño inocente, sin contaminar por los conocimientos, sin saber nada, todavía consciente de todo lo que te rodea, con un profundo asombro y sentido del misterio que no puede ser desmitificado.

8 comentarios:

tiziana dijo...

Como dice Magah, parece que andamos todas conectadas, en busqueda de la pureza, la simplicidad.

Trascribo parte de tu post.."Este es el secreto del camino místico: hacerte de nuevo un niño inocente, sin contaminar por los conocimientos, sin saber nada, todavía consciente de todo lo que te rodea, con un profundo asombro y sentido del misterio que no puede ser desmitificado".

El tema es que lamentablemente el ser humano tiene el don de hacer lo facil dificil y como bien dicen: "donde existe un cerebro se da lugar a la posibilidad de algun trastorno"

Mai dijo...

Muy bueno Tiziana!
Es así! Coincidimos entonces en esa búsqueda, y es verdad que el cerebro no es bueno que esté tan conectado para eso... el corazón tal vez pueda más... O será una utopía...?
Beso grande!

KL@U dijo...

LINDO LINDO LINDO!!QUE BELLAS PALABRAS!

ME ENCANTA LEER Y DISFRUTAR DE LA LECTURA QUE DESPIERTA MUCHAS SENSACIONES,LO LOGRASTE CON ESTE FRAGMENTO.

ABRAZOS..TE ESPERO!

ALEJANDRA dijo...

QUE BONITO RELATO...ES FANTASTICO SEGUIR SINTIENDOSE UN NIÑO INTERIORMENTE...SIN DESCUIDAR LO QUE TE RODEA...

Verónica dijo...

HOla Mai!!

Leer estas cosas hace bien. Y como te pegan diferente según el momento que estes transitando..
Gracias por traer estas palabras...
Besito.

Pau dijo...

simplemente divino!
gracias por este post.

beso

Laia dijo...

Me encantó Mai, enhorabuena por hacer encontrado y compartido este fragmento.

Besos

Magah dijo...

Mai
Niño-escencia.
Lo que vamos dejando en el camino. Tal vez allí se encuentre el camino que alguna vez buscamos lejos, y está aquí, dentro nuestro.
Cuando nos sentimos perdidas, desorientadas,desconectadas, como si le hubiesemos soltado la mano a nuestro niño interior.
Rescatarlo es rescatrnos.

Gracias por compartirlo Mai.

Conectadas Tiziana!!!
Conectadas Mai!!!

Magah