lunes, 31 de agosto de 2009

Volar...





No se me importa un pito que las mujeres

tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;

un cutis de durazno o de papel de lija.

Le doy una importancia igual a cero,

al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco

o con un aliento insecticida.

Soy perfectamente capaz de soportarles

una nariz que sacaría el primer premio

en una exposición de zanahorias;

¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono,

bajo ningún pretexto, que no sepan volar.

Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!

Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase,

tan locamente, de María Luisa.

¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?

¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo

y sus miradas de pronóstico reservado?

¡María Luisa era una verdadera pluma!

Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,

volaba del comedor a la despensa.

Volando me preparaba el baño, la camisa.

Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...

¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando,

de algún paseo por los alrededores!

Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.

"¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos,

ya me abrazaba con sus piernas de pluma,

para llevarme, volando, a cualquier parte.

Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia

que nos aproximaba al paraíso;

durante horas enteras nos anidábamos en una nube,

como dos ángeles, y de repente,

en tirabuzón, en hoja muerta,

el aterrizaje forzoso de un espasmo.

¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera...,

aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!

¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes...

la de pasarse las noches de un solo vuelo!

Después de conocer una mujer etérea,

¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre?

¿Verdad que no hay diferencia sustancial

entre vivir con una vaca o con una mujer

que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?

Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender

la seducción de una mujer pedestre,

y por más empeño que ponga en concebirlo,

no me es posible ni tan siquiera imaginar

que pueda hacerse el amor más que volando.


Oliverio Girondo


La obra es de Leopoldo Presas.

16 comentarios:

Magah dijo...

AMEN

Jime dijo...

pareceque Oliverio deja huella

Ximena Ianantuoni dijo...

¡buenísimo!

Anónimo dijo...

Llamado a la solidaridad!!! Se necesita con urgencia compañera de vuelo, requisitos intentar despegar juntos, en caso de emergencia cuento con asiento eyectable, desde ya muchas gracias!
atte Capitan del Espacio.

AnDreA GigAntE dijo...

jajaja , vamos! alguna compañera de vuelo para el capitan!
Esta poesía es excelente. Que maravilloso Oliverio...y me encanta la escena de Darío Grandinetti en "El lado oscuro del corazón" donde la relata:
http://www.youtube.com/watch?v=9-_dMCqndjY
Besos Mai!
me encanta como quedó el dibujo en tu espacio!

delivery post-crucifixión dijo...

Las primeras partes del poema la recita Dario Grandinetti en la peli de Subiela "El lado oscuro del corazón". Me hiciste recordar a la misma.

Capitán del Espacio, desde mi humilde aunque no vana experiencia le doy un consejo:

que sepa volar...., si no es aburridísimo (!)

pero también, algo de cocinar, cuidar la casa, etc...., si no "se te vuela" demasiado...

Saludos!
R.P.

Anónimo dijo...

Reiteramos!!! rectificamos!! Llamado a la solidaridad, se necesita con urgencia, compañera de vuelo, con experiencia, aunque sea vuelos cortos, o rasantes, excluyente. Y que sepa que despues del aterrizaje no se debe abandonar la nave inmediatamente.
Se brinda capacitación, pero una vez que se hallan alcanzado resultados razonables de vuelo, se le pedira que cumpla ciertas cantidad de horas de vuelo, y tambien algunos menesteres pedestres. desde ya gracias, Atte Capitan del Espacio. los requisitos pueden variar de acuerdo a ciertos consejos de otros colegas voladores, sin previo aviso.
AH! no es estrictamente necesario saber cocinar, me las rebusco bastante. gracias!

Tiziana (+ que 4 patas) dijo...

juaaaaaaaaaaaassssssss! perdon pero dely y capitan me hicieron morir de la risa solo espero que no canten: arroz con leche me quiero casar...

muy buen posteo MAI, no hay como sentir a traves de la piel, siempre dije que los ojos son el peor mal que tenemos.

Pregunta:
porque sera que sentimos necesidad de fluir?

Maisa dijo...

Què lindo ida y vuelta!
Capitàn... siempre llega la compañera de vuelo... lo importante es saber distinguirla!
Tiziana... serà que fluir nos permite menos complejidad...?
Lindo todo!
Besos a todos!

Jime dijo...

claro, hay que tener una cucarda para distinguirla y decirle,

"distinguidísima compañera"

Capitán, es asiento eyectable es por sí no es la adecuada?

Maisa dijo...

Jime, jaja! Yo me refería a reconocerla del resto, y me gustó "distinguidísima compañera".

Capitán... ud dirá...

delivery post-crucifixión dijo...

Me acuerdo que en la peli, la que no volaba caía en una especie de "precipicio"..., por donde se abría la cama.

A volar se va aprendiendo, lo importante no es que sepa volar (de entrada) sino que se puedan visulizar sus (metafóricas)alas.

Hay momentos para el aire y momentos para la tierra..., ni demasiado volátil, ni demasiado pedestre. (Se nota que Girondo conoció solamente estas últimas...).

Y otra cosa; Capitán; se vuela de a dos. No sea cosa que "ella vuele" y Ud. se quede tomando cerveza y viendo "los partidos del domingo".

Cariños para todos!
R.P.

Anónimo dijo...

RRRRReeeiiiteramos!!!! Llamado a la solidaridad 3. Se necesita sin mucha urgencia; tampoco es de vida o muerte,compañera de vuelo, si es posible con alguna experiencia anterior, y presentarse con equipo en condiciones, es decir, que no este deteriorado por muchas horas de vuelo, se ratifican los requisitos del llamado anterior, se aclara que hay 2 asientos eyectables, y que ademas se acompañara a la "distinguida" compañera en todo momento, pre y post vuelo, el que suscribe no es adicto a sentarse horas mirando tv,pero en una cosa soy irreductible: la siestita del domingo. gracias.
Capitan del Espacio.

Anónimo dijo...

En la peli, el tipo tenia un boton en la mesa de luz, o una palanca y cuando la mina no daba, apretaba y se abria la mitad de la cama hacia abajo y la mina se caia en un pozo sin fondo. Un aporte de Capitan del Espacio, solo para que no quede el numero posterior al 12, o anterior al 14. GRACIAS.

Maisa dijo...

Capitán, ud no respondió la pregunta de Jime. Pero me atrevo a pensar que el asiento no es eyectable por si la mujer no resulta voladora, sino para, en todo caso, impulsarla o ayudarla a tomar altura... no?

Dely, me parece genial tu observación. Ni pedestres ni voladoras 100%. Como dejé entrever en un post anterior, no son buenos los extremos!

Anónimo dijo...

Valga la aclaración: los asiento eyectables, son dos,para casos de EMERGENCIA, cada cual sabra cual es la emergencia. cada tripulante cuente con su asientito eh. de los extremos? ya di mi opinon en su oportuno momento señorita Maisa. Espero haber respondido sus inquietudes señorita Jime. Y bue che solo queria una compañera de vuelo nada mas eso solito. Atte Capitan del Espacio.