lunes, 7 de septiembre de 2009

Festejar




Encuentro cierta analogía entre festejar y viajar.


Tanto una como otra son actividades placenteras, no rutinarias, bastante costosas en términos económicos, y de un resultado generalmente renovador a nivel espiritual.


Ayer pensaba en esto después del festejo de los dos añitos de Paz en el saloncito habitual, a la vuelta de casa.


Es ese tiempo en el que todo gira en torno de una alegría, de algo que nos hace felices y queremos compartir con quienes más queremos.


Ver la espontaneidad y la alegría de mis hijos es un deleite.


Cuando los veo cantar y bailar con soltura y entusiasmo siento que algo estamos haciendo bien, definitivamente!


Paz disfrutó de ser la homenajeada, sin ningún inconveniente en ocupar su lugar protagónico. Si hasta imitó el show de la animadora, al compás de los aplausos!


Y mientras escribo estas líneas, se canta a sí misma y en su divertida media lengua, el Cumpleaños Feliz...


Cuando el festejo termina, al igual que un viaje, uno siente que atesora una nueva experiencia, que en la lejanía se convertirá en un hermoso recuerdo.


Esas horas no son equivalentes al placer que causan. Y así, las imágenes con sus colores y sonidos, quedan gravadas para siempre en lo más profundo de nuestro Ser.

14 comentarios:

Jime dijo...

pero que linda y feliz se la ve a Paz!!!, que lindo, lindo!!

Tiziana (+ que 4 patas) dijo...

Los mejores ahorros que podemos hacer es en viajes, no hay nadie que nos pueda borrar esos momentos.

No soy muy festejera, pero debe ser inolvidable festejar el cumple de un hijo.

Linda niña, hermosa!!
Tarde pero... Feliz cumple a la niña y a la mama!

Ricardo dijo...

Sí!! se la vé llena de alegría y energía! qué lindo lo que contás y cómo lo vivís! felicitaciones para todos los que son parte de ese logro.

Maisa dijo...

Jime, Tiziana, Ricardo... gracias... totales!! Je!
Besos!

Magah dijo...

Maisa, que lindo está tu blog!!
No he vuelto para atras a releer, pero desde hace un tiempo se me hace particularmente placentero venir a leerte.
Hay una maravillosa forma de transmisión en él, donde se conjugan tus palabras, las imágenes y la música en una maravillosa armonía.

Un abrazo

MAGAH

Maisa dijo...

Magah... otra vez, llegándome al corazón!
Gracias y besos!

Vir dijo...

mai

que tibieza se lleva uno en el alma cuando visita tu blog...
beso

Maisa dijo...

Vir... no me alcanza el gracias... qué te puedo decir? Que me hacés bien!
Besos!

Anónimo dijo...

Prepárense, que vamos a partir.
Este es el tren de la muerte que cruza por la vida.
Basta de parientes que nos extorsionan con enfermedades.....
Este es el viaje más terrible y más maravilloso, el más delicioso,
el más absurdo, el más alucinante.
¡Adelante!, pueden subir todos.
Sólo es necesario que hayan nacido.....
Enciendan el fuego que comenzó la fiesta, traigan el vino y los tambores,
desaten a la alegría, liberen a la pasión......
Soy repetidor de Whitman: " me canto y me celebro, me celebro y me canto. Y si me canto y me celebro, te celebro y te canto, porque cada átomo que me pertenece, te pertenece, porque cada átomo que te pertenece, me pertenece, porque tú y yo somos la misma cosa".......
SALUD. Capitan del Espacio.

Maisa dijo...

Capitán, no tendí nada...
Parece el tren de la alegría pero es el de la muerte?
Qué te tomaste hoy?
Chito la boca eh!
No ande revelando los tropiezos ajenos provocados por el alcohol.
Jaja!
Besos amigo!

Anónimo dijo...

AY, MAISA,querida! No voy a andar revelando lo que tomo ni con quien, los compañeros de alcohol son sagrados testigos de nuestras borracheras!! A lo que se refiere el texto, es a la vida, el viaje es la vida, o acaso no te lleva a a la muerte, celebro la vida!
solo hace falta haber nacido. TENDES????? Capitan del Espacio.

Maisa dijo...

Ahhhhhhh! Tendí....

Ximena Ianantuoni dijo...

qué bombona por favor!! feli feliz amiga linda!

Maisa dijo...

14!!