lunes, 14 de septiembre de 2009

Me gusta este concepto...


Nada se pierde, todo se transforma

Aún cuando a veces siento que de tanto entusiasmo puedo volverme una neurótica negadora o correr el riesgo de caer en la filosofía barata y zapatos de goma... ¿no es más sano ver que las cosas, las relaciones y las circunstancias se transforman y se reciclan, en vez de vivir con constante sensación de pérdida...?

No sé, digo...

5 comentarios:

Magah dijo...

MAISA!!! Ya no me parece nada increíble la conexión que existe entre ambas.
Tengo preparado un post con Drexler y éste tema. Fue cosa de darme vuelta en la cabeza durante el fin de semana, alborotada con pensamientos en esa misma frecuencia!

Puse énfasis en uno mismo, en nosotros, que como generadores de cambios, nos vemos hoy en otras actitudes y circunstancias, y solemos hasta mirarnos mal por lo que fuimos, no nos perdonamos por ello, y hasta llegamos a considerar que perdimos el tiempo.

En definitiva hoy, con una mayor amplitud para considerarnos factibles de cambios, buscados obviamente, lo que nos sucede es una transformación, un crecimiento, una metamorfosis, producto de cierta valentía para seguir en la búsqueda honesta del bienestar con uno mismo, para hallarla con los demás.

Un abrazo grande una vez mas.

MAGAH

AnDreA GigAntE dijo...

..algo muere, algo nace. Justo estoy trabajando en algo con este tema. Una poesía de Galeano dice "nacer es tambien una alegria que duele".
Y yo digo, todo está impregnado de su contrario. Tenemos que aprender a vivir en la ensalada!!! y en el péndulo que es, ni mas ni menos, que la vida misma!
Besotes!

Cris M dijo...

Al madurar también se aprende a ver esto que vos planteas: las relaciones y las circunstancias se transforman (para bien o para mal, o para "mas mejor" o para decir "basta") y otras, que creiamos perdidas (porque se perdieron), a veces, sufren una oxigenacion (a base de laburo!) y se pueden reciclar.

Con la madurez uno aprende que también está bueno ver el proceso por el que uno va probando alternativas para ver que es lo que funciona, y no sentir son todos intentos fallidos.

Un beso grande!

Françoise dijo...

Si, totalmente de acuerdo.... yo prefiero ver el vaso medio lleno a medio vacio, porque encontrar lo malo en las ensenanzas de la vida, porque querer ver lo que no es util? me quedo con tu concepto, de lejos mil veces mejor!

Ricardo dijo...

Me encanta este tema de Drexler, pero realmente pienso que a veces realmente se pierde, a veces se transforma, otras veces se mueve porque estamos vivos, nos movemos a veces para estar en otro lugar, ó para volver al mismo de una forma diferente, ó en otro tiempo. En definitiva, es muy cierto desde la física, pero desde el sentimiento es un poco más complejo, se pierde, se transforma, se cambia, se va, y a veces se vuelve.