domingo, 11 de octubre de 2009

Gracias por compartir conmigo


En una hoja de papel gastada y cortada por el tirón que supongo le habrá dado la persona que la despegó de no sé qué lugar de esa casa que contiene gente tan cálida, está escrito el siguiente poema:


No te detengas

 

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,

sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento.

No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,

que es casi un deber.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

No dejes de creer que las palabras y las poesías

sí pueden cambiar el mundo.

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.

Somos seres llenos de pasión.

La vida es desierto y oasis.

Nos derriba, nos lastima,

nos enseña,

nos convierte en protagonistas

de nuestra propia historia.

Aunque el viento sople en contra,

la poderosa obra continúa:

tú puedes aportar una estrofa.

No dejes nunca de soñar,

porque en sueños es libre el hombre.

No caigas en el peor de los errores:

el silencio.

La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes.

Huye.

“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,

dice el poeta.

Valora la belleza de las cosas simples.

Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,

pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.

Eso transforma la vida en un infierno.

Disfruta del pánico que te provoca

tener la vida por delante.

Vívela intensamente,

sin mediocridad.

Piensa que en ti está el futuro

y encara la tarea con orgullo y sin miedo.

Aprende de quienes pueden enseñarte.

Las experiencias de quienes nos precedieron,

de nuestros “poetas muertos”,

te ayudan a caminar por la vida.

La sociedad de hoy somos nosotros:

Los “poetas vivos”.


 Walt Withman


Gracias por el recibimiento, por hacerme reír hasta que me doliera la panza, por compartir su arte y sus pensamientos conmigo; gracias por la cerveza, y por discutir (en el sentido más rico del término),  conmigo!

La obra es "Sueños para vivir", de Catriel López.


5 comentarios:

Claudia dijo...

UN GRANDE WITHMAN Y UN PLACER COMPARTIR UNA CERVEZA CON VOS Y RIQUISIMA LA DISCUSION
BESOS CLAUDIA LA CUENTACUENTOS

Maisa dijo...

Querida Cuentacuentos,
el placer ha sido mío!

Nos vemos espero pronto, y quiero verte narrar!

Besos!

Tiziana (+ que 4 patas) dijo...

Excelente! Grax! me encanto lo guardo.

Yo tengo una version algo parecida mas breve que se la atribuyen a la madre teresa de Calcuta:

La piel se arruga,
los días se convierten en años.
Pero lo importante no cambia.
Tú fuerza tu convicción
no tiene edad.
Detrás de cada línea de llegada,
hay una partida.
Detrás de cada logro,
hay otro desafío..
Mientras estés viva, siéntete viva.
Si extrañas lo que hacías,
vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas.
Sigue, aunque todos esperen
que abandones.
No dejes que se oxide
el hierro que hay en ti.
Haz que en vez de lastima te tengan respeto.
Cuando por los años
no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
cuando no puedas caminar,
usa bastón.
Pero nunca te detengas..!

Beso!

Marini. dijo...

¡Salud!

¿viste? ¡es imposible que algo normal salga de esa casa! jeje

Saludte!

beso y abrazo.

Maisa dijo...

Gracias Tiziana! Lindas palabras! Beso!

Marini, por esa casa circula arte! Genial!
Besos y abrazos tambièn para vos!