viernes, 8 de agosto de 2008

Pintar

A Manu le encanta pintar, dibujar, crear. En las vacaciones de invierno teníamos planeado ir a un tallercito de arte, pero no pudo ser. De apuros lo llevé a la "Casa de la Cultura" de nuestro barrio, donde habría también un taller. Aunque sin organización ni consignas, Manu pudo pintar. Le dieron una hoja, témperas y un pincel. Hizo su dibujo entusiasmado, y eligió colgarlo al lado de los demás. Él mismo sacó la foto que les muestro, y otras de los dibujos que más le gustaron de otros nenes.

Arrodillada a su lado mientras sacaba las fotos, abrazándolo, viéndolo disfrutar, me sentí la mamá más dichosa del mundo.

3 comentarios:

AnDreA GigAntE dijo...

Viva! que viva el arte! y los chicos pintores! me alegro por Manu, que no se prive, que manche, que se enchastre, que deje huella! y sea muy pero muy FELIZ!
Besos Mai!
Andre

CLAU dijo...

HOLA MAI SON ESAS PEQUEÑAS COSAS LAS QUE LLENAN NUESTRO CORAZON NO?
Y QUE BELLO MANU ES TODO UN ARTISTA,QUE BUENO QUE PUEDAS ACOMPAÑAR A TU HIJO EN ESAS ACTIVIDADES CREO QUE EL NO LAS BORRA MAS DE SU CABEZA Y EL DIA DE MAÑANA DIRA:"AHI ESTUVE CON MI MAMA".
BESOS Y TE ESPERO POR EL BLOG....

Verónica dijo...

Hola Mai:
Que lindo es mverlos conectarse con el arte!!!! Es genial. Y que bueno que vos le busques esos espacios y los compartan.

Besos.