domingo, 3 de agosto de 2008

De "Un año con Schopenhauer"


De este libro de Irvin Yalom que estoy leyendo y relacionándolo con posts anteriores, quiero compartir con ustedes algunos fragmentos. Sigo pensando y repensando mi manera de relacionarme con la gente, porque esa es la cuestión. No se trata sólo de despellejar a los otros, aun cuando nos hicieron daño. Más bien debemos indagarnos a nosotros mismos. Lo más difícil en la terapia es eso: hablar de uno mismo, como el protagonista de cada cosa que vivimos.
Aunque su manera de ver las cosas era muy drástica, hay mucho de cierto en sus criterios. Decía el filósofo:

"Pocas maneras hay más eficaces de poner a la gente de buen humor que contarle algún problema que te ha sobrevenido o confesarle alguna debilidad tuya".
"Si guardo silencio sobre mi secreto, él es mi prisionero; si lo dejo escapar de mi boca, soy yo el prisionero de él. En el árbol del silencio hay que buscar los frutos de la paz".
"Para no ser un mero juguete en manos del bribón ni sufrir el escarnio proveniente de los necios, la primera regla es ser reservados e inaccesibles".
"No cuentes a tu amigo lo que no debe saber tu enemigo".
"La desconfianza es la madre de la seguridad". (Proverbio francés con el que él coincidía).
"Olvidar en cualquier circunstancia los rasgos desfavorables del carácter humano es como dilapidar dinero que mucho nos costó ganar. Debemos protegernos de la tonta familiaridad y la insensata amistad".
"Es mejor dejar que los hombres sean lo que son que tomarlos por lo que no son."

Y que cada uno saque sus propias conclusiones!

6 comentarios:

CLAU dijo...

HOLA ME MATO ESTA FRASE""No cuentes a tu amigo lo que no debe saber tu enemigo".
QUE DIFICIL SALIR BIEN PARADO DE ALGUNAS SITUACIONESESTOY PASANDO UN MOMENTOPARTICULAR CON UNA PERSONA QU QUIERO MUCHO YNOSE COMO LLEGARLE....
ME SENTI IDENTIFICADA CON ESTE POST.
saludossss

CLAU dijo...

Pocas maneras hay más eficaces de poner a la gente de buen humor que contarle algún problema que te ha sobrevenido o confesarle alguna debilidad tuya".
QUE TAL ESA FRASE ME SENTI IDENTIFICADA EN ESTE POST ESTOY UN TANTO CONFUSA CON UNA PERSONA ALLEGADA A MI...LA VERDAD QUE ME PONE MUY TRISTE.....

Alma dijo...

Este libro realmente te deja pensando eh?
en serio q si.

es todo el libro de frases y pequeños fragmentos?

tiene muy buena pinta, sobre todo para esos días en los q andas algo filosófica, perdida o simplemente baja de ánimos.

besos

alma
www.alma.nireblog.com

Mai dijo...

Hola chicas!
Clau, qué bueno haberte llegado con este post! Entiendo que debés sentirte mal, imaginate que pasé por lo mismo. Espero se solucione lo tuyo!
Alma: BIENVENIDA!!! Qué hermoso nombre! Te cuento: el libro es una novela que contiene mucho de filosofía y de psicoanálisis. Su autor es un psicoanalista americano. Es una lectura amena y entretenida. Muy interesante! También escribió la novela "El día que Nietzsche lloró" y ensayos. Uno se trata sobre cómo superar el miedo a la muerte. No recuerdo bien el nombre.
Voy para tu blog!
Besos a ambas

Verónica dijo...

Me encantó lo que compartiste en este post. Esta para pensar!!

Y aprovecho para agradecerte el aguante en estos dias de mudanza que estuve ausente de las visitas por los blogs amigos, pero me han visitado todos igual. Gracias!!!!!

Besos
Vero

Mai dijo...

Vero: si supieras cuánto nos das a las mujeres que te leemos, entenderías eso que llamás "aguante".
Un placer, como siempre.
Vi que Ximena comentó en tu blog. Ella también es psicóloga y trabaja con tus mismos temas. Viste qué hermoso su blog? Fue el primero (miento, el segundo, el 1ero fue el de su marido) que leí.
Besos y FELICIDADES para tu nuevo hogar!