martes, 17 de marzo de 2009

Redes femeninas


Me contó una mujer que otra mujer más joven que ella fue mamá de un varón hace un mes, por primera vez. 

Que el bebito llora todo el día, que se lo nota nervioso. Que la mamá no está mejor. Que le da la teta y la mamadera. Que parece que no sabe o no escucha su intuición, ni su instinto, ni su interior. Que le daba la lechita fria de la heladera. Que ante la advertencia amorosa de esta mujer más experimentada se sorprendió diciendo que no sabía que tenía que entibiarla. Que no lo tapa con sabanitas cuando duerme. Que lo carga como si fuera una carga. Que no le tiene mucha paciencia. Que le pide que se calle. Y que aprenda a esperar. 

Ahora soy yo la mujer que les cuenta lo que otra me contó que le pasaba a aquella otra mujer. Me dió la sensación de que hay una mujer-madre necesitada de contención, de cuidado, de red. De sabiduría femenina transmitida de boca en boca. De empatía que sostenga y acompañe. 

Dicen  que la mamá de esta mujer que estrena maternidad murió hace unos años. Que está sola todo el día. Que se la nota desbordada.

Intercambié esta anécdota con otras mujeres (muy valiosas por cierto), y concluimos que deberíamos volver a entablar esas redes femeninas, dentro o fuera de la familia, según la ocasión y las circunstancias.

Les dije a estas mujeres que me salgo de la vaina por comprar un regalito como pretexto e irla a visitar, sólo para verla y escucharla, con la ilusión de serle útil, de darle un segundo de red. Podría darle datos, contarle mi experiencia, y que existen grupos de mujeres-madres que ayudan a transitar la experiencia de la maternidad con menos soledad.

Concluyo que en más o menos tiempo quiero armar o formar parte de un grupo de mujeres con garra, luchadoras, amorosas, que estén dispuestas a hacer intercambio con otras mujeres-madres, a cuidar de ellas, de nosotras mismas, a dar red.

Como en otras culturas, en tribus africanas, por ejemplo, donde la puérpera y su bebé son cuidados durante varias semanas por otras mujeres de sus familias o amigas, para que ella se encargue de lo crucial: reponerse del parto y alimentar y sostener a su hijo.

Recuerdo otra vez que la manera de nacer y de criar puede cambiar el mundo. Y que la única manera de lograrlo es sumando esfuerzo en grupo, con personas comprometidas y luchadoras.

Bienvenido sea el desafío.

El dibujo es de Lunara.

14 comentarios:

KL@U dijo...

QUE LINDO POST!!!CUANTA VERDAD...A VECES ME DA BRONCA VER ESOS DESEMPEÑOS CON LOS BABYS....PERO TAMBIEN SE QUE SI INDAGAMOS EN EL PASADO DE ESAS PERSONAS QUIZAS RECIBIERON LO MISMO O NO.

EN FIN LARGO TEMA Y SERIA BUENO LO QUE PROPONES,GRUPOS DONDE SE TRASMITA LO QUE UNO SABE....
DICEN POR AHI "QUE ES UNA MISION DIVINA APRENDER PARA LUEGO ENSEÑAR"!!

CONTANOS SI VAS A LLEVAR EL REGALITO...ABRAZOS!

Alma dijo...

Sinceramente... hoy internet ayuda muchísimo (si quieres).
hay libros, consultas con la pediatra, amigas, conocidas, vecinas, suegra, familia...

puede q sea muy joven esta madre, o q su propia madre murió sin enseñarle nada sobre la maternidad.
pero si una mujer quiere, aprende todo aunq no cuente con el pilar de su madre.

No se, yo no he sido madre, y la sabiduría supongo q la da la experiencia y no los libros, pero estos sí te crean una buena base, no?

de todas formas, si estais ahí, con ella, seguro le haceis muchísimo bien.

besos

Alma

Ricardo dijo...

Cuenten conmigo, a mi me encantaría formar parte de esa red!
Creo que podríamos compartir muchas cosas, siempre de a dos ó tres es mejor... Te mando un beso grande y ojalá concretemos estos encuentro grupales, siempre soñé con hacer algo así!

juli dijo...

Que tema Mai. Hace poco me pasó algo similar...una conocida tuvo un bebé y al enterarme que pidió que le adelantaran el parto porque no daba más (por supuesto terminó en una cesárea) y que no le daba la teta al bebé porque se dormía partí hacia su casa con un regalo.

Que se yo, traté escucharlas, sostenerla y acompañarla, por lo menos por un rato....hay tanta desinformación y tanto relego del instinto que asusta.

Me sumo a la iniciativa, contá conmigo!

bso.

Mai dijo...

Me están entusiasmando cada vez más!
Yo siento que juntarnos a hacer algo por los demás es hacerlo por nosotros mismos, por todos en realidad.
A veces no comprendemos por lo que pasan algunas mamás (incluso nosotras mismas), y eso sería bueno que no sea un impedimento para intentar, al menos, ayudar. La empatía es la mejor amiga del crecimiento mutuo y prolongado. No juzguemos!
Y me obligan a reformular el planteo: Ricardo bienvenido! Claro, ustedes los varones son la otra mitad de esta historia, y sin ustedes el sostén emocional de la mamá y el bebé tampoco es posible. Te agradezco sumarte! Contá con eso.
Sigan sumando opiniones y ganas!! Vamos!!

Anónimo dijo...

caminante no hay camino ,se hace camino al andar..te suena?

Anónimo dijo...

lo que digo es..no es un mal blog dehecho no escribis mal,pero la verdad ..creo poco todo lo que decis...

Ricardo dijo...

Sorry Mai, estaba leyendo otra cosa e interpreté equivocadamente el post y escribí cualquier cosa. No tenía nada que ver con esto! Saludos.

Mai dijo...

Ricardo: No hay problema! Si querés, contame lo que habías interpretado... Saludos!
Anónimo: Qué significa para vos creer? Yo acaso estoy profesando algún credo...? Sí me suena que se hace camino al andar, claro. Lo que no entiendo son dos cosas: 1) lo que querés decir; 2) que no muestres tu identidad. Saludos, no obstante lo cual...

Verónica dijo...

Hola Mai..Es cierto y necesario todo lo que contas en este post..
Esta bueno salirse de la vaina y acercarnos a esa mujer que nos necesita, me pasa mucho y no lo puedo evitar...
Benditas redes que hemos ido perdiendo..

Besitos

Anita dijo...

Mai, recopado esto de la redes! y con respecto al anónimo,no le des bola, debe ser de una boluda! jaja

Mai dijo...

Gracias por tu apoyo Anita! Igualmente me quedé pensando que es aceptable que uno no pueda agradarle a todo el mundo, y que después de todo, el anónimo dijo que no es un mal blog y que no escribo mal, jeje!
No te había dado la bienvenida antes, que descortés!
Besos!

Anita dijo...

Gracias Mai! a mi me encanta tu blog. Emana vida, sensualidad, alegría, afectividad, creatividad, debes estar llena de cosas buenas, y se te ve a punto de parir muchas cosas más además de esos dos niños hermosos que se ven en la foto.
Me dá ganas de empezar a armar mi propio blog... voy a ver si me animo... besos.

Mai dijo...

Vamos Anita!! Sabés? Una amiga muuuy querida se llama como vos... es muy dulce tu nombre!
Gracias por las cosas tan lindas y cálidas que me decís! Y dale, quiero tu blog!
Besos!