miércoles, 4 de junio de 2008

Pasen... pasen y exijan!


Se me ocurrió el otro día: ¿Alguien más quiere exigirme algo? Pasen y exijan!.
Siento que soy una dadora andando, una constante fuente de exigencias, una inacabable destinataria de pedidos, una inagotable depositaria de expectativas... Pero NO SOY INAGOTABLE!!! Entienden? ME AGOTO...!!!
Como dice Maitena, ¿Quién habrá sido la primer mujer a la que se le ocurrió liberarse?. Me pregunto: ¿La pasaban mejor en el pasado lejano?. Si ya sé feministas, todo lo que ustedes digan... pero NO DOY MAS!!

Los chicos, el marido, la casa, el trabajo. Estudiar para no desactualizarse; estar todo el tiempo posible con los chicos para no ser una madre ausente; darse un rato cada noche para compartir con el marido para no ser un mueble; estar siempre lista en el trabajo para que los clientes no busquen OTRO profesional sin TANTA cosa de la que ocuparse... AHHH!!

Y bueno, resultado de ese agotamiento es este post. En horario de trabajo, sí.

A veces está bueno dejar rodar el mundo, dejar transcurrir el tiempo. Dejar, en definitiva, que las cosas sigan su curso.

Decidido. Hoy no me exijo!

2 comentarios:

Adriana dijo...

lo mismo me pasa a mí pero yo todavía me exigo ya me cansaré,ya me cansaré.Muy lindo tu blog.Adriana

Mai dijo...

Qué emoción recibir comentarios! Gracias Adriana! Gotitas de Limón es una hermosa metáfora de la vida!
Es que se siente tan rico dejar que las cosas fluyan...