miércoles, 4 de junio de 2008

Un hada y la crisis energética


Mi amiga Silvina cumplió 40. Orgullosa de su edad y feliz con su vida, decidió festejarlo como quiso: jugando.

Se reconcilió con su niña y dejó fluir su imaginación. Se apartó de lo establecido y se puso la piel de un hada.´

Así, decidió vestirse para la ocasión: vestido armado, blanco, rosa, coronita, barita mágica... una auténtica hada. Una Mujer del Bosque... en medio de la crisis energética.

Varias manzanas a la redonda se quedaron sin luz, justo en ese momento. A pocos minutos de empezado el festejo, dignándose a volver la tan preciada fuente de iluminación a poco tiempo de finalizar el evento.

Pero con la filosofía budista de "Si sucede, conviene", tan repetida por su marido Gustavo, se dejó llevar. Y lo iluminó todo con su gracia, su actitud, su personalidad mitológica a flor de piel.

Hermoso aprendizaje. Un feliz Cumpleaños. Y con luz propia.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias amiga por compartir con tus lectores un sueño hecho realidad. Lo que me ocurrió, lo cuento así: El dibujante Ciruelo dice: "Las hadas cuando vienen a la tierra, lo hacen sin alas y sin ojos para ver el alma".
Un hada se encontró con mi niñez y naturalmente surgió un despertar mágico, que lució festejando mi cumple número cuarenta con fantasía, en ella no hubo tiempo y lugar, todo fué uno sólo.
La niña que hay en mí está por demás agradecida por su despertar, y seguirá acompañándome siempre, enseñándome a no olvidar los sueños.
Mi gran Amiga Maisa, mi primer sueño es la familia que amo, mi marido y mis dos hijos. Un sueño que debe mantenerse y confirmarse, con la llama de la vocación, es el de ser escribana.
Para que los sueños se nos cumplan hay una ley, y es que recibiremos lo que damos.
Mai hasta prontito y te deseo que todos tus sueños se hagan realidad. Para ello mantén encendida la llama de la fé y la esperanza.
El hada del Valle.

Mai dijo...

Hada del Valle: gracias por tus palabras! Nos cruzamos en este camino hace años y con un sueño común. Me enseñaste a creer que nada es imposible. Espero de corazón que se concreten nuestros sueños y que sepamos compartir el esfuerzo que significa intentar concretarlos.

Anónimo dijo...

"Siempre hay en el bosque, un lugar para un duende"

"Toda la naturaleza está llena de gente invisible. Algunos de ellos son feos y grotescos, otros malintencionados o traviesos. Muchos tan hermosos como nadie haya jamás soñado... y los hermosos no andan lejos de nosotros cuando caminamos por lugares espléndidos y en calma..."

Tercer OjO (hijo de Gea)

laia dijo...

Que cuento mas bonito, nunca hay que perder la niña que se lleva dentro. me encanto tu blog y ambas abrimos el nuestro a la vez!! BESOS