jueves, 26 de febrero de 2009

El tiempo sin tiempo


Sábado al atardecer; tiempo fresco. Primera visita a mi amiga Ana y su recién nacida hija, Ema.

Expectativa, emoción, felicidad de verla ser madre de nuevo, de conocer a su nuevo retoño y de compartir lo que fuera posible con ella en tan íntima situación.

Mujer íntegra, madre amorosa, amiga entrañable. Conectamos inmediatamente desde la primera vez que nos vimos, y nunca (pero nunca) tuve la sensación de tener que cuidarme de ella. Me brindé sin ataduras, sin defensas, y el resultado es una amistad comprometida, respetuosa de los tiempos de cada una, llevada adelante bajo el lema de ir de frente, de sostenernos mutuamente, de saber que siempre estamos ahí.

Su casa era un nido, de luz baja y silencio acogedor. Su bebita hermosa, de presencia fuerte pero frágil, como todos los cachorros humanos.  

Charlamos de esto y de aquello, de sus sensaciones en el parto, de lo que implica parir y seguir la vida ahora modificada y corrida de lugar. Su cansancio era dedicado; su falta de sueño una consecuencia natural de la circunstancia. Así lo siente ella. Y así está bueno que sea. Sin horarios, sin exigencias más que cuidar a sus hijas, renovando criterios, dejando viejos miedos detrás, transcurriendo los nuevos sin tantos fantasmas.

Decíamos que el segundo hijo relaja, invita a la reflexión, a la intuición, a entregarse, a dejarse llevar, a no resistirse.

Tres mujeres contándose sus experiencias, enriqueciéndose mutuamente, concluyendo de acuerdo a sus vivencias, sus frustraciones y sus logros. Empatía, camaradería, sostén.

Entrar a esa casa fue entrar al tiempo sin tiempo, como al puerperio mismo.   

El dibujo, Nellita.

11 comentarios:

Laia dijo...

Que bien poder disfrutar de una tarde así. Hace poco lo hablaba con mi mejor amiga que está embarazada de 19 semanas que el segundo embarazo es totalmente distinto al primero, mucho mas sereno, mas tranquilo y mucho mas segura de mi misma a pesar de los miedos a que no se agarre bien. Se vive de forma mucho mas relajada y he de confesar que lo estoy disfrutando mucho más.

Besos Mai y que disfrutes de muchos momentos como ese

Alma dijo...

Muy emotivo tu post, muy dulce y sentido.

seguro q ha de ser la mejor experiencia del mundo.

besos Mai.

Alma

Verónica dijo...

Esos momentos son impagables, únicos. Encuentro de mujeres con lazos, con sus códigos, con esas cosas que se despliegan desde adentro...Lindo

Besitos.
Vero

Françoise dijo...

Y es que es increible como sin importar cuantos hijos tengas, si has parido una, dos, tres o las veces que sea, hablar de eso es como un tema nuevo cada vez! hablar de maternida, de hijos, de vida que llega, de todo eso que nos traen los bebes es siempre una reflexion nueva, deliciosa!!
Un beso

Ricardo dijo...

Muy lindo, pero me está faltando una mujer en la charla, la beba hablaba?? jaja.

KL@U dijo...

QUE LINDO LO QUE CONTAS,QUE BUENO ESO DE QUE EL SEGUNDO ES DIFERENTE....EN UN PAR DE AÑOS LO PODRE DECIR,POR AHORA DISFRUTO DE THIAGO!!

ABRAZOS MAI!

juli dijo...

Que precioso posto Mai!....entrar a un lugar sin tiempo es divino, único...describiste perfectamente la atmósfera de los primeros días con una personita nueva en casa!

Besos!

Mai dijo...

Hola a todos!
Gracias por compartir conmigo las emociones que sienten!
Los lazos de mujeres cuántas cosas ricas generan, cierto?
Y a mi fiel lector Ricardo, tenés razón!! Se me escapó aclarar que la tercera que hablaba era la suegra de mi amiga! Jaja!
Me encanta que se hayan sumado varones a este blog; aportan su sensibilidad y su visión, propias de su género.
Es que el mundo femenino no sería tal sin ustedes, varones!
Besos!!

Monica dijo...

QUE BONITO REVIVIR LA MATERNIDAD DESDE AFUERA....DENTRO DE POCO, UNA AMIGA VA A SER MAMA DE SU SEGUNDO HIJITO Y LA VERDAD ES QUE VIVO ESE EMBARAZO MUY DE CERCA, CON MUCHA ANSIEDAD Y ESPERA, CASI COMO CUANDO ESPERABA A MI JUANI.
QUE BONITO PODER COMPARTIR LA MATERNIDAD ENTRE AMIGAS.
BESOS.
MONI

Ximena Ianantuoni dijo...

¡¡sos una divina total!!

Ximena Ianantuoni dijo...

Maisa sos una amorosa, sensible y captadora total, te quiero, besito