lunes, 11 de mayo de 2009

Y en Quilmes, Manuel Oliveira


Expresionista. Intenso. Oscuro. Dramático.

Un Goya argentino, de la época negra, según los críticos.

Y si van el finde tal vez tengan la suerte de un ida y vuelta con el artista. Lúcidos 82 años; juventud de espíritu. Movedizo, alegre, cordial, seductor.

Han dicho de él: Llama a la monstruosidad y lo deforme para entretener un momento el apetito de belleza que nos constituye y nos deshace, otras veces denuncia en el dibujo y en la pintura algo que no muchos conocen, que el amor es un proceso múltiple y encontrado de afirmación y autodestrucción.

Me conmovió "Homenaje a Schiele" (obra de la derecha de la imagen). Me contó que le gusta de Schiele la fuerza, el erotismo de sus obras, y que sin quererlo como resultado, en su homenaje terminó dibujándolo a él. Amigo de Gustav Klimt, contemporáneos, compartimos con Manuel la dulzura que vemos en las obras de éste último, más sutil, más sensual.

Dos muestras antológicas simultáneas: en el Museo Víctor Roverano y en la Casa de la Cultura, Quilmes.

4 comentarios:

Françoise dijo...

la suerte que tienen algunos!!!!!!!!

Anita dijo...

Qué bueno que en la Casa de la Cultura de Quilmes estén mostrando arte y que la gente vaya.

Mai dijo...

Y por qué no habrían de ir Anita? El Sur también existe! Je!

Sí Fran! Pero vos en Europa... madre mía!!!

AnDreA GigAntE dijo...

Mai! que interesante! no lo conocía a éste artista. Me gustaron mucho sus obras! Gracias por el aviso!
besote!