lunes, 8 de febrero de 2010

Contradicción masculina



_ Má, ¿nos ayudás a juntar todos los broches que tiramos al piso?


_ No Manu, ya les dije que los juntaran ustedes.

_ Ayudáme porque sino, me voy a vivir a otro lado.

_ Bueno.

_ Dále, ayudáme... que no me quiero ir a vivir a otro lado!

4 comentarios:

Jime dijo...

te digo Puka que aplica a ambos géneros!

Anónimo dijo...

Y, le ayudaste??? Mira que a mi no me ayudaron una vez y estoy viviendo en otro lado!!!
Capitan del Espacio.

Magah dijo...

Jajajaja, lindos todos.

Los niñ@s grandes y los niñ@s chicos conservamos la escencia!
No debieramos perder la frescura y espontaneidad.

Besos

delivery post-crucifixión dijo...

Ja, ja que buena retórica. ¿Le ayudaste?

Y, sí..., a los varones a veces no cuesta hacer ciertos laburos.

Besos desde la costa.
R.P.