domingo, 7 de febrero de 2010

Quiero...




... viajar a Nueva York y visitar la
Neue Galerie.



"Para mí, abrir la Neue Galerie de Nueva York fue algo que nació de mi amor al arte alemán y austriaco de principios del siglo XX. Mi primer encuentro con Schiele, a los 13 años, cambió mi vida. Empleé todos los ahorros que tenía en aquel momento para comprar un dibujo suyo y, desde entonces, he sido coleccionista entusiasta de arte vienés de principios del XX. Muchos años después, mi interés por Schiele me permitió conocer a Serge Sabarsky. Serge se convirtió en mi amigo y mentor durante más de 30 años. Nos reuníamos casi todos los domingos en su galería para hablar de Schiele, Klimt, Viena, el coleccionismo de arte y la vida.

(...) Gustav Klimt y los artistas pertenecientes al movimiento de la Secesión creían fervientemente en el ideal de la Gesamtkunstwerke, la "obra de arte total", que para ellos significaba algo más que un intento de sintetizar las artes. Creían que la propia vida, bien vivida y bien dotada, podía ser una obra de arte por derecho propio. Y la Neue Galerie está inspirada en este ideal."

Entrevista a Ronald S. Lauder, fundador de la Neue Galerie, en El País de España.

El de la foto, claro, es Gustav Klimt.

2 comentarios:

Paola dijo...

Qué interesante, me gusta Klimt. El arte, la vida...hagamos de la propia vida una obra de arte, intentémoslo al menos!

Besos!

Ricardo dijo...

Creo que la propia vida bien vivida y dotada es la mejor obra de arte que existe. Lo que no se es si el arte es una proyección de ese logro ó una muestra de esa frustración. Muy intersante la postura de esa escuela... Beso