lunes, 29 de marzo de 2010

Escribir



El sol entra cálido por la ventana e ilumina mi desayuno.

Se escucha bajito el bullicio de la ciudad, al que elijo sumergirme después de jugar con las palabras.

Elijo también escuchar a Norah Jones y leer algunos de mis blogs amigos. Me hacen sentir placer. Siento la emoción de quienes lo han escrito, y me enriquezco con sus palabras.

Min manos se reflejan en el monitor de mi notebook mientras escribo, y me hacen sentir el deseo de dedicarme, alguna vez, de tiempo casi entero a escribir.

Es un trabajo, además de un placer.

Me imagino escribiendo para siempre, atravesando con mis palabras las distintas etapas de mi vida.

Quien siente placer de escribir aprovecha los medios que se erigen a su alrededor para lograr su empresa. Blog, Facebook, Twitter, y el íntimo cuaderno llevado siempre en la cartera, donde las palabras se deslizan a mano y mente libres.

Siento que debo darle las gracias a todos los que se expresan de uno u otro modo escribiendo porque así la riqueza se comparte, y la rueda sigue girando y girando...

5 comentarios:

Angela dijo...

Pues yo hoy me acerco aqui para agradecerte a tí tus palabras y que aportes ese granito de arena para que la rueda siga girando.
Muchos dias te leo y me identifico con tus palabras y emociones así que ojala no dejes de hacerlo...
saludos afectuosos
Ángela

Noesperesnada dijo...

De eso parece tratarse, de hacer girar la rueda...

Sara Ham; Claudia Benedito; Ana María Lepri dijo...

Gracias por tu comentario en mi blog, gracias por darle un empujón a la rueda para que siga girando.

Jime dijo...

un trabajo y un placer y en breves si lo consigo escribirás en un cuaderno de minie

me cache en dió, quería ser tu seguidora numero 69 pero ya lo superaron

ahora voy a tener que esperar hasta el numero 666

Maisa dijo...

Gracias a ustedes por impulsarme a hacer girar la rueda!!!

Jime, podés remediar versearme de este modo sacándome una nueva foto para mi perfil... además de hacer lo imposible por conseguir el cuadernito de Minnie, claro.