martes, 16 de marzo de 2010

Tanto ruido y al final...



... la soledad.

8 comentarios:

Magah dijo...

Alguien que me ayuda mucho, suele preguntarme, cuando digo que me siento sola: ¿Sola de qué?

Identificar a que me refiero me hace comprender que soy ingrata con los que tengo conmigo y me doy cuenta claramente a que me refiero cuando lo digo, que no es un detalle menor, pero en definitiva un detalle.

Noesperesnada dijo...

Cada vez disfruto más del rumor que se deja escuchar...

Mai dijo...

Tal cual Maghita, lo hemos hablado personalmente, y me refiero a la misma soledad que vos. Y claro que no estamos solas, sino viviendo "esa" soledad... Muchos besos!!!

Noesperesnada... siempre me dejás pensando... qué grata es tu visita! Besos!

Paola dijo...

Suele pasar...
Un día posteaste algo así (apelo a la memoria, o es lo que quedó de mi interpretación): "la felicidad radica en no esperar nada".

Besos.

Maisa dijo...

Será entonces, Paola, que no habrá que esperar nada...?

Es un desafío la vida cual hoja en blanco!

Besos!

Paola dijo...

Mmmmm, en realidad recordé que vos pensaste eso, Yo siempre espero, no me parece mal si uno espera y no desespera... y se atreve a que pueden surgir recaidas. Beso.

Anónimo dijo...

SCHOPENHAUER decía q la soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes...
Está bueno tener un tiempo para conocerse, tolerarse, amarse...el ruido aturde y no te deja ser...está bueno tener la posibilidad de preparse para cuando llegue esa pesona...
Bso!,
Ana

Maisa dijo...

Me encantó Paola!!!

Ana! Me encanta Schopenhauer!

Y si además te gusta la psicoterapia, te recomiendo leer "Un año con Schopenhauer", de Irvin Yalom.

Besos!!!