sábado, 5 de julio de 2008

Hermana


Tengo una única hermana que se llama Paula. Me encanta su nombre; es muy dulce. Hace unos días cumplió 29 años y empieza una etapa nueva de su vida. Creo que completamente nueva; inédita. Se comienzan a concretar sus ideas y deseos. Empieza a cosechar años de preparación y de entusiasmo.
Aunque ella diga que estuvo mucho tiempo vagando en sus pensamientos; aún cuando crea a veces que perdió algo de tiempo, o pese a su autocrítica impiadosa, creo en ella. Simplemente porque es una entusiasta y porque una vez que decide hacer algo sólo cree en hacerlo bien. Y lo logra.
Nuestra historia como hijas tiene muchas aristas y bemoles, como la de todos. Su decisión de hacer terapia me parece que moderó su visión de sí misma y desencriptó la mirada de los otros; deshizo el hechizo.
Te deseo hermana de todo corazón que tus anhelos se cumplan a mérito del esfuerzo que estás acostumbrada a poner en cada cosa que emprendés.
Te quiero como a nadie, porque nuestra relación es única. Y me llena de orgullo decirte que siento que hemos logrado mucho a través de ella.

Pasen y vean nuestros lazos

2 comentarios:

Laura dijo...

Qué lindo y profundo lo que le decís a Paula! Qué honor tenerte de hermana! Yo también tengo una sola hermana mujer (tres varones) y tenemos una relación muy muy especial. A veces, cuando pienso si tendría un tercer bebé, pienso en eso: en la posibilidad de que al menos uno de ellos pueda construir una relación así con un par hermano del mismo sexo...
Saludos!

Mai dijo...

Gracias Laura por tus palabras! Como toda relación de hermanos tuvimos nuestros desencuentros, pero siempre teniendo en claro eso de "los hermanos sean unidos..." Sabio el Martín Fierro, no?
Gracias por tu paso en mi blog... voy para el tuyo!
Maisa