lunes, 7 de julio de 2008

Sábados por la noche


Me encantan los sábados por la noche. Ya estamos en medio del fin de semana y la relajación se empieza a sentir, y todavía queda el domingo...
Hace unos sábados me reecontré con la cocina. Es que desde que está trabajando Vivi en casa el arte culinario quedó a su cuidado, y para mí es de gran ayuda. Cuando vuelvo de trabajar sólo me ocupo de jugar con mis niños.
Así que los sábados por la noche es un buen momento para volver a cocinar. Pongo la radio bien alto; bailo al compás de canciones de otras épocas de mi vida, en las que los sábados por la noche eran bastante diferentes! Canto, bailo, me río. Mis hijos me rodean. Elijo qué cocinar, sin demanda de horarios. La vida me sonríe. Es un momento de felicidad maravilloso.
Cocinar es un gusto personal porque básicamente me encanta comer, y desde que Manu y Javier me aplauden cuando les acerco la comida me siento que estoy ofreciéndoles algo bueno de mí.
Les ofrendo desde mi corazón un plato calentito de amor, de cuidado, de mimos.
¡Mami, cocinás re bien!, me dice Manu. Javier me dice que mi comida tiene mi sello, mi manera de hacerlo, y que lo reconoce. Amo esos instantes.
Después, los niñitos a dormir... y el café con chocolate nos espera.

4 comentarios:

Laia dijo...

Que bien que te reecunetres con algo que te hace sentir tan bien. A mi no me gusta nada cocinar, se me da fatal.. es un desastre quizá algun dia aprenda.

Muy bonito el post sobre tu hermana, siempre he echado de menos tener hermanos.

Muchos besos

Pau dijo...

Siii, que satisfaccion es cocinar para aquellos que uno ama!!!

Me re gusto tu blog, es súper agradable!

Te sigo leyendo!
De una madre a otra…abrazos! =)

Verónica dijo...

Hermoso blog. Y ricas las comidas hechas con sentimientos. Pienso en las sensaciones diferentes que transmitimos en nuestras comidas cuando podemos tomernos ese tiempo sin correr de un lado al otro. ¿Quién no atesora en la memoria los olores, sabores y sensaciones de las comidas que nos han cocinado las abuelas, las mamás, los papás?

Cariños desde Córdoba.

Mai dijo...

Pau y Verónica: Bienvenidas! y gracias! Es re lindo abrir el blog y encontrar comentarios. Lo lindo de esto es el ida y vuelta, el compartir, no? Me voy para vuestros blogs.
Laia! Qué lindo que estés acá conmigo!
Mil besos!!!